Entre los numerosos proyectos apoyados por el Laboratorio de seguridad alimentaria y del agua (J-WAFS), adscrito al Instituto Tecnológico de Massachusetts (ITM), figuran las nuevas investigaciones sobre obtención de agua a partir del aire y la tecnología que mejora la producción de los cultivos.

J-WAFS, fundado conjuntamente en 2014 por Community Jameel y el ITM, es una iniciativa que pretende coordinar y promover la investigación relacionada con la seguridad alimentaria y del agua que genere un impacto positivo sobre la sociedad en un mundo sometido a cambios acelerados y crecimiento demográfico.

J-WAFS apoya este año siete nuevos proyectos. Dos de los más destacados son:

  • Obtención de agua a partir del aire: Desarrollo de tecnología aplicable a la obtención de agua dulce limpia a partir del aire con cualquier grado de humedad, utilizando para ello un material poroso especializado.
  • Mejora de la producción de los cultivos: Creación de un dispositivo alimentado por energía solar que convierta el nitrógeno atmosférico, el agua y la luz solar en amoniaco para abonar al suelo y favorecer el crecimiento de las plantas.

Fady Mohammed Jameel, presidente de Community Jameel International, ha señalado: «Community Jameel cree firmemente que la investigación dirigida por el ITM puede ofrecer soluciones reales que promuevan cambios en las sociedades. En asociación con Community Jameel, el ITM ofrece la oportunidad de abordar algunos de los temas más acuciantes relacionados con la seguridad alimentaria y del agua en Oriente Medio y el resto del mundo».

John Lienhard, catedrático Abdul Latif Jameel de Agua y Alimentos en el ITM, ha comentado al respecto: «Debemos seguir avanzando en las innovaciones e ideas creativas que permitan ofrecer alimentos sanos y seguros y suministros hídricos limpios y renovables. Con tecnologías innovadoras y la colaboración que brindamos en estos nuevos proyectos de investigación, J-WAFS está trabajando para asegurar el futuro de nuestras sociedades, la sostenibilidad de nuestras ciudades y la prosperidad de nuestras economías en vista de la cada vez mayor población, urbanización y cambio climático».

Según el Banco Mundial, en Oriente Medio y el norte de África (MENA), la región más seca del mundo, más de la mitad de la población vive en condiciones de «estrés hídrico», en las cuales la demanda supera a la oferta.

Desde 2015, J-WAFS apoya una serie de proyectos de investigación para mejorar la seguridad alimentaria y del agua. En un proyecto anterior se utilizó la modelización medioambiental para entender la contaminación por mercurio en el arroz, lo cual supone una vía incipiente para comprender la exposición al mercurio de las personas que viven en áreas contaminadas por las centrales térmicas de carbón y otras actividades industriales. Otro proyecto dio lugar a diseños para la creación de humedales capaces de reducir la escorrentía de las aguas pluviales y mejorar la función ecológica de los sistemas hídricos en los centros urbanos.

Para más información sobre Community Jameel y J-WAFS, visite www.cjameel.org y jwafs.mit.edu