A medida que el gobierno de Arabia Saudí avanza con sus impresionantes planes para una nueva “ciudad inteligente” llamada Neom, la ciudad más avanzada del planeta, Abdul Latif Jameel, evalúa el futuro de las ciudades inteligentes: ¿qué son, cómo funcionan, cuáles son las teorías detrás de ellas, y por qué son tan importantes para nuestra salud futura, tanto económica como físicamente?

Introducción

La población humana está creciendo más rápido que en cualquier otro momento de la historia. En 1960, la población mundial era de poco más de tres mil millones. Hoy, la cifra se ha disparado. El Banco Mundial sitúa a la población de 2016 en 7440 millones, un aumento de casi el 146 % en solo 56 años. En Arabia Saudí, las cifras son aún más sorprendentes. En 1960, la población del país era de 4,09 millones. En 2016, había alcanzado los 32,28 millones, un aumento del 689 % durante el mismo período de 56 años[1].

Estos aumentos conllevan un incremento dramático en la demanda de recursos, desde alimentos y agua hasta energía, espacio y aire limpio. En todo el mundo, las ciudades que fueron diseñadas para las poblaciones de ayer, utilizando las tecnologías de ayer, están empezando a ceder bajo la presión de satisfacer las necesidades de las poblaciones nunca antes previstas.

El desafío aumenta a un ritmo aterrador. Según el organismo de estándares internacionales con sede en Suiza, la Comisión Electrotécnica Internacional (International Electrotechnical Commission, IEC), “todos los días, las áreas urbanas crecen en casi 150 000 personas, ya sea por migración o nacimientos[2]”.

Los desafíos del crecimiento de la población urbana

Afrontando el crecimiento de la población a una escala tan asombrosa, las ciudades se enfrentan a tres desafíos de sostenibilidad:

  1. Económico, en lo que respecta a proporcionar a los ciudadanos la capacidad de desarrollar su potencial económico.
  2. Social, donde las oportunidades, la estabilidad y la seguridad se combinan para afectar a la calidad de vida.
  3. Medioambiental, ya sea de la propia ciudad o a través del clima o eventos geológicos[3].

Un examen más detenido a uno de estos desafíos, el medioambiente, describe el tamaño de la tarea a la que se enfrentan las ciudades de todo el mundo. De acuerdo con el Observatorio Mundial de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (WHOGHO), la contaminación del aire ambiente contribuye al 5,4 % de todas las muertes[4]. Actualmente, el 92 % de la población mundial vive en lugares donde la calidad del aire excede los límites de las directrices de la OMS[5].

En términos económicos, el Banco Mundial estima que el 75 % del crecimiento futuro del PIB en todo el mundo provendrá de ciudades y pueblos[6]. La ONU dice que, para todos los países, la urbanización está impulsando el crecimiento económico, con mayores ingresos per cápita y una mayor productividad, siendo los resultados de la urbanización y el proceso de aglomeración económica[7]. Sin embargo, la presión para cumplir con estas expectativas y ofrecer mejores condiciones de vida no hará más que acentuarse.

Resolver el desafío medioambiental, a la vez que se libera el potencial económico de una ciudad y se ofrece justicia social, es una prueba monumental para las autoridades de todo el mundo.

Y son muchos los que actualmente están fracasando.

¿Podría la solución a estos problemas residir en la concepción, el desarrollo y el avance de nuevas ciudades inteligentes?

Darse cuenta del potencial saudí

En su plan de desarrollo nacional Vision 2030, el gobierno de Arabia Saudí establece su ambición de contar con tres ciudades saudíes reconocidas en las 100 ciudades más importantes del mundo[8]. También dice:

“Para garantizar que podamos continuar mejorando la calidad de vida para todos y satisfacer las necesidades y los requisitos de nuestros ciudadanos, continuaremos garantizando servicios de alta calidad como agua, electricidad, transporte público y carreteras debidamente provistos. Las áreas abiertas y ajardinadas también se desarrollarán más, para satisfacer las necesidades recreativas de los individuos y las familias”.

Arabia Saudí está ciertamente bien situada para la creación de una nueva ciudad global, situada en la encrucijada de tres continentes: Asia, Europa y África, y con la mitad de la población mundial accesible en un vuelo de cinco horas[9]. El país ya es un estado clave en la región MENAT, y su mercado de valores, Tadawul, es el mercado dominante en el CCG con una capitalización bursátil de 466 000 millones USD.

Además de su fortaleza económica, Arabia Saudí también se beneficia de una población joven y conocedora de la tecnología. Sus cambios demográficos – alrededor de la mitad de la población tiene menos de 25 años[10] – complementan el impulso reformador del príncipe heredero Mohammed bin Salman. Un esfuerzo a nivel nacional para ofrecer diversificación económica, en línea con las ambiciones de Visión 2030, está siendo impulsado por los crecientes niveles educativos del país. Y, a través del ferrocarril, el mar y el aire, la inversión en la infraestructura de Arabia Saudí nunca había sido tan alta.

Los proyectos emblemáticos incluyen la expansión del Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz (KAIA) por 7200 millones USD en Yeda, el desarrollo del Puerto Rey Abdalá por 5000 millones USD cerca del valle industrial de la Ciudad Económica del Rey Abdalá y los planes de la Dirección General de Inversiones de la Arabia Saudí (Saudi Arabia General Investment Authority, SAGIA) de invertir más de 141 000 millones USD en proyectos de ferrocarriles, metro y autobuses para 2024. Estos incluyen conexiones ferroviarias de alta velocidad entre Medina y la Meca por la Ciudad Económica Rey Abdalá, el Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz y Yeda, y el proyecto de Riyad.

En este contexto de visión y progreso, las ciudades inteligentes podrían ser el próximo paso lógico e innovador en lo que se refiere a crear entornos que ayuden a abordar los desafíos de nuestras comunidades urbanas en crecimiento, en lugar de aumentarlos.

¿Qué son las ciudades inteligentes?

Las ciudades inteligentes son nuevas ciudades diseñadas y construidas específicamente para capitalizar todo el potencial de la tecnología y abordar problemas difíciles tradicionalmente asociados con grandes desarrollos urbanos, incluidos la sostenibilidad, la congestión, el transporte y el uso de energía, a la vez que mejoran la calidad de vida de los habitantes a través de beneficios tales como un acceso más rápido a la atención médica, un transporte más integrado y menos contaminación[11].

Definir con precisión una ciudad inteligente es difícil. El Consejo de Ciudades Inteligentes, una red de empresas líderes asesorada por las principales universidades, laboratorios y organismos de normalización, dice: “El sector de la ciudad inteligente todavía está en la fase ‘Lo sabré cuando lo vea’, sin una definición universalmente aceptada”.[12]

Sin embargo, las tendencias comunes se aplican en todas las ciudades inteligentes actuales del mundo. Según un informe de ciudades inteligentes del gobierno del Reino Unido, comparten un “proceso o serie de pasos por los cuales las ciudades se vuelven más ‘habitables’ y resistentes y, por lo tanto, capaces de responder más rápido a los nuevos desafíos”.[13]

El mismo informe sugiere que las ciudades inteligentes unan la infraestructura física, el capital social, incluidas las capacidades locales y las instituciones comunitarias, y las tecnologías (digitales) para impulsar el desarrollo económico sostenible y proporcionar un entorno atractivo para todos.

Del mismo modo, un informe de ciudades inteligentes de IBM dice que:

“La informática cognitiva y su capacidad para fomentar el compromiso ciudadano presentan nuevas oportunidades para que las organizaciones gubernamentales mejoren la vida de los ciudadanos y el entorno empresarial, ofrezcan experiencias personalizadas y optimicen los resultados de los programas y servicios”. [14]

Cualquiera que sea la definición que se le dé a una ciudad inteligente, existe un elemento central crucial: la tecnología. El Consejo de Ciudades Inteligentes define una ciudad inteligente “como una que tiene tecnología digital incrustada en todas las funciones de la ciudad”.[15]

A medida que el poder de procesamiento continúa aumentando a un ritmo exponencial, y la inteligencia artificial, los macrodatos, la computación en la nube y el Internet de las cosas reestructuran nuestras vidas, las ciudades inteligentes tienen como objetivo aprovechar estas herramientas para transformar su capacidad de satisfacer las demandas de la vida del siglo XXI.

Las ideas de la ciudad inteligente en la práctica

Los elementos de estas teorías ya se han puesto en práctica en varias ciudades. En Londres, por ejemplo, el uso del sistema de tráfico SCOOT, donde un ordenador en línea controla el tráfico en directo de 15 000 detectores y optimiza los tiempos de señalización en los semáforos, ha reducido los retrasos en la capital del Reino Unido en un 12 %[16]. El mismo sistema ahora se usa en más de 250 pueblos y ciudades de todo el país.

Singapur, por su parte, ocupó el primer puesto en las cuatro categorías, movilidad, sanidad, seguridad y productividad, utilizadas en las 20 ciudades principales del Índice de desempeño global de ciudades de Juniper Research en 2017[17]. Una parte importante del éxito de Singapur se debe a su enfoque holístico para convertirse en una ciudad inteligente líder en el mundo.

Ha introducido la tecnología inteligente para mejorar el flujo de tráfico, al tiempo que utiliza la política del gobierno para reducir el número de vehículos en sus carreteras[18]. También ha probado la videovigilancia inteligente para detectar actividades delictivas y ha utilizado plataformas de servicios digitales y dispositivos de vigilancia remota con el fin de aumentar y mejorar el acceso a la atención médica, particularmente entre sus ciudadanos mayores.

El concepto de ciudades inteligentes está ganando tracción en todo el mundo. Los planificadores urbanos han avanzado durante mucho tiempo los beneficios de las ciudades inteligentes y, cada vez más, están encontrando aliados comunes en los gobiernos locales y nacionales. A medida que se descubren los avances tecnológicos, se solidifican los marcos de las ciudades inteligentes y se garantizan las inversiones, se espera que las ciudades inteligentes se conviertan en el nuevo estándar para la vida urbana en todo el mundo.

Es probable que estas nuevas ciudades inteligentes estén impulsadas, en gran parte, por siete tecnologías que, según el Banco Mundial, perturbarán y transformarán la forma en la que las ciudades ofrecen servicios a sus ciudadanos[19]. Estas siete tecnologías son:

  1. Redes móviles 5G, que se espera que sean hasta 60 veces más rápidas que las redes 4G y estén disponibles para 2020.
  2. Blockchain, una tecnología financiera que permite que las transacciones eliminen a los intermediarios como las bolsas de valores que actualmente funcionan como garantes de una transacción[20].
  3. Inteligencia artificial, que ya se utiliza en Hong Kong, Shanghái, Sídney y Nueva York para ofrecer estacionamiento inteligente y una mayor eficiencia energética en los edificios.
  4. Vehículos autónomos, lo cuales tendrán una gran repercusión en las próximas décadas. La investigación ha sugerido que los taxis autónomos y los rápidos sistemas ferroviarios interurbanos podrían combinarse para reducir el número de automóviles en una ciudad hasta en un 90 %.[21]
  5. Exploración espacial de bajo coste y microsatélites, elementos claves para impulsar a la empresa de investigación de 20 000 millones de cosas conectadas que Gartner espera que esté en uso para 2020.[22]
  6. Biometría, que podría aumentar rápidamente el número de personas en todo el mundo que pueden demostrar su identidad, reduciendo así el fraude, el desperdicio y la corrupción.
  7. Drones, que combinados con la inteligencia artificial, pronto podrían realizar todo, desde entregas de paquetes hasta trabajos peligrosos, como revisiones de mantenimiento en tejados o torres

Los desafíos actuales de la vida urbana ya se están considerando en todo el Medio Oriente, con Arabia Saudí jugando un papel particularmente prominente.

En mayo de 2018, fue sede del Primer Congreso Internacional sobre Ciudades Humanizadoras en la Universidad de Taibah en Medina. La conferencia fue diseñada para buscar “formas modernas de desarrollar lugares públicos, centros urbanos y barrios para mejorar los espacios urbanos y la calidad de la vida urbana, para que las ciudades sean lugares más agradables y cómodos donde vivir[23]”.

Los principales expertos y académicos de todo el mundo volaron a Arabia Saudí para participar en el congreso, lo cual no es difícil de comprender viendo el anuncio de NEOM solo siete meses antes.

Presentamos a NEOM – una ciudad inteligente saudí para liderar el mundo

A medida que Arabia Saudí avanza con su programa de diversificación económica y modernización, existe un importante proyecto que ha atraído la atención como pocos otros.

En octubre de 2017, el príncipe heredero Mohammed bin Salman dio a conocer los planes del país para la construcción de NEOM, la ciudad inteligente definitiva del mundo.

Construido en una parcela de 26 500 kilómetros cuadrados que se extiende a través de Arabia Saudí, Jordania y Egipto (un sitio lo suficientemente grande como para albergar 37 veces la ciudad de Singapur[24]), NEOM ofrecerá un centro de alta tecnología para las industrias de más rápido crecimiento en el mundo. Su ubicación estratégica está diseñada para aprovechar las rutas comerciales en el mar Rojo, el golfo de Áqaba y el canal de Suez, mientras que un nuevo puente, el puente King Salman, creará una conexión directa entre Arabia Saudí y Egipto.

Incluso en su nombre, NEOM, no oculta sus ambiciones: se deriva de neo, la palabra griega para “nuevo”, y mostaqbal, el término árabe para “futuro”.

En junio de 2017, Klaus Kleinfeld, anterior director general de Siemens, fue nombrado director general de NEOM. Se le atribuye el importante impulso del proyecto antes de entregarlo a Nadhmi Al-Nasr en julio de 2018.

“Construiremos la ciudad desde cero” dijo el príncipe heredero Mohammed bin Salman. “Será adecuada para los drones y un centro para el desarrollo de la robótica. Queremos crear algo diferente. NEOM es un lugar para los soñadores que quieran crear algo nuevo en el mundo, algo extraordinario[25]”.

 Respaldada por 500 000 millones USD del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí y por una serie de inversores internacionales, la ciudad es uno de los pilares clave de la estrategia de Arabia Saudí para diversificar su economía. La ciudad se centrará en nueve industrias:

  1. Energía y agua
  2. Movilidad
  3. Biotecnología
  4. Alimentación
  5. Fabricación avanzada
  6. Medios de comunicación y producción de medios de comunicación
  7. Entretenimiento
  8. Servicios tecnológicos y digitales
  9. Vida (vivienda, educación, sanidad, etc.)

Al aumentar la fuerza de Arabia Saudí en estos nueve sectores, las estimaciones oficiales sugieren que NEOM probablemente podrá contribuir con 100 000 millones USD al PIB de Arabia Saudí para 2030, mientras que su PIB per cápita se convertirá en el más alto del mundo[26], gracias en parte al uso de robots y a la automatización para eliminar trabajos repetitivos actualmente completados por trabajadores humanos poco cualificados[27].

En una declaración en la presentación de NEOM, el Príncipe Heredero Mohammed bin Salman dio más detalles sobre la forma en que operará esta futurística ciudad inteligente, accesible al 70 % de la población mundial en menos de ocho horas. Afirmó[28]:

Las tecnologías futuras son la piedra angular del desarrollo de NEOM: soluciones disruptivas para el transporte, desde la conducción automática hasta drones de pasajeros, nuevas formas de cultivo y procesamiento de alimentos, atención médica centrada en el paciente para su bienestar holístico, Internet inalámbrico de alta velocidad como un bien gratuito llamado ‘aire digital’, educación en línea continua de clase mundial gratuita, gobierno electrónico a gran escala que pongan los servicios de la ciudad a su alcance, códigos de construcción que hacen que las casas de carbono cero sean el estándar, un diseño de ciudad que fomente caminar y montar en bicicleta y todo exclusivamente alimentado por energía renovable energía solo por nombrar algunos.

 Todo esto permitirá que surja una nueva forma de vida que tenga en cuenta las ambiciones y puntos de vista de la humanidad junto con las mejores tecnologías futuras y las perspectivas económicas sobresalientes”.

¿Cómo funcionará NEOM?

La ambición detrás de los planes para NEOM no tiene precedentes. La ciudad se desarrollará en su propia zona libre, dándole el poder de establecer y regular sus propios impuestos, aranceles y leyes laborales independientemente del resto de Arabia Saudí.

Este modelo se implementó con éxito en otras partes de la región MENAT, y NEOM se convertirá rápidamente en la zona más grande, lo cual le dará el poder y la libertad para garantizar “crecimiento y riqueza saludables para la región, inversores y residentes[29]”.

Con una velocidad promedio del viento de 10,3 metros por segundo[30] y abundantes recursos solares, NEOM será una ciudad totalmente alimentada por energía renovable. Sus sistemas de transporte también serán “100 % ecológicos” y “automatizados”[31], mientras que el compromiso de la ciudad de desarrollar una calidad de vida de clase mundial se extenderá a su educación, vivienda y provisión de atención médica.

El concepto de NEOM se basa en seis pilares principales:

  1. Priorizar a los humanos: la ciudad tendrá como objetivo crear una “sociedad idílica” con condiciones de vida cómodas.
  2. Vida y transporte saludables: la ciudad se construirá para fomentar caminar y el ciclismo, mientras que las tecnologías avanzadas se usarán para crear “una infraestructura de transporte sin precedentes[32]”.
  3. Servicios automatizados: será la primera en ofrecer “gobierno electrónico”, un sistema completamente automatizado de servicios gubernamentales.
  4. Digitalización: proporcionará acceso a Internet de alta velocidad y educación en línea, ambos completamente gratuitos, a todos los ciudadanos a través de su iniciativa de “aire digital”.
  5. Sostenibilidad: la ciudad usará solo energía renovable y sus edificios “tendrán una huella de carbono neta cero[33]”.
  6. Construcción innovadora: fomentará nuevas técnicas y materiales para garantizar que pueda cumplir sus requisitos futuros.

Tal como enfatizó su excelencia el príncipe heredero Mohammed bin Salman, también se hará hincapié en la inteligencia artificial, la robótica y los drones, mientras que los supermercados no existirán en su forma habitual. En cambio, la automatización entregará los artículos directamente a las casas de las personas cuando los necesiten. Todas estas ambiciones quizás expliquen por qué los principales analistas tecnológicos ya están bautizando a NEOM como “una ciudad inteligente con esteroides[34]”.

Comprometido con el avance de las ciudades inteligentes en toda Arabia Saudí

De acuerdo con la Royal Institution of Chartered Surveyors, “los sectores importantes de ciudades inteligentes incluyen energía, agua y transporte[35]. Las industrias vitales son parte de la “infraestructura de la vida” en la que Abdul Latif Jameel cuenta con una amplia experiencia en el mundo y conocimientos especializados.

Omar Al Madhi, director ejecutivo sénior de Abdul Latif Jameel Investments, cree que estas capacidades probadas podrían ser una contribución crucial ya que Arabia Saudí traza la siguiente e interesante fase de su desarrollo.

El Sr. Al Madhi declaró: “Durante más de seis décadas, Abdul Latif Jameel ha estado en el corazón de la especialización de Arabia Saudí. Nuestro negocio ha evolucionado y se ha diversificado, y ahora trabajamos en siete sectores claves que contribuyen a la infraestructura de la vida. Hemos traído conocimiento y experiencia de clase mundial a nuestro país de origen y ciudadanos de Arabia Saudí altamente capacitados, además hemos mejorado significativamente la calidad de vida de las comunidades a las que servimos. Estamos inmensamente orgullosos de estos logros y seguimos esforzándonos por ofrecer un futuro mejor para todos.

 “Abdul Latif Jameel apoya plenamente los objetivos descritos en Vision 2030. NEOM tiene el potencial de estar entre las ciudades ‘más inteligentes’ del mundo, y estamos más que dispuestos a contribuir a ayudar a ejecutar un proyecto tan emocionante”.

 Además de ofrecer enormes beneficios para su vecindad inmediata en Arabia Saudí, Egipto y Jordania, NEOM también creará oportunidades considerables para los inversores internacionales, ya que se inspira en la experiencia práctica y los conocimientos técnicos necesarios para convertir la visión en realidad.

El Sr. Al Madhi agregó: “La diversificación de la economía de Arabia Saudí es uno de los acontecimientos clave de nuestro país en los próximos años. Los inversores internacionales ya están empezando a ver el enorme potencial de proyectos como NEOM, y Abdul Latif Jameel Investments está preparado para ayudar a empresas globales ambiciosas a comprender los matices y las oportunidades que presenta una economía saudita revitalizada”.

Una de las organizaciones globales que impulsa la visión de las ciudades inteligentes es NewCities Foundation, un grupo sin fines de lucro que trabaja para hacer “ciudades más inclusivas, conectadas, saludables y dinámicas[36]. Organizan un calendario continuo de exposiciones, congresos y seminarios en todo el mundo, que reúnen a expertos e innovadores de muchos de los campos de vanguardia considerados fundamentales para el concepto de ciudad inteligente.

En el tercer evento de la Fundación Cities on the Move celebrado en Tokio en noviembre de 2016, el Sr. Hassan M. Jameel comentó: “La movilidad urbana es increíblemente importante para permitir que las ciudades se conviertan en impulsores del progreso económico, social y ambiental. Las ciudades se construyen en torno al transporte: cómo funciona el transporte dentro de una ciudad, cómo se construyen las carreteras y cómo se realizan los movimientos dentro de las ciudades. La movilidad y la seguridad urbanas son una parte clave del enfoque en el desarrollo de ciudades en Arabia Saudí”.

Hoy en día, estas prioridades son más importantes que nunca. Se estima, por ejemplo, que la tecnología de tráfico inteligente podría reducir el tráfico en NEOM en un 25 % y la congestión en un 40 %[37].

Al invertir en su comprensión de la planificación urbana y las industrias clave como la energía, el transporte y el agua que conforman la “infraestructura de la vida”, Abdul Latif Jameel está fomentando las relaciones y la acumulación de experiencia que deberían aportar el mejor conocimiento de su clase a Arabia Saudí y ayudar a forjar un futuro vibrante y basado en la tecnología para sus ciudades.

Un socio de confianza para un futuro más inteligente

Abdul Latif Jameel ha apoyado durante mucho tiempo los esfuerzos de Arabia Saudí para ofrecer diversificación económica, sostenibilidad y crecimiento. Durante siete décadas, ha trabajado para ofrecer un futuro mejor para todos los ciudadanos saudíes, y su prolongado compromiso de hacer que las ciudades sean más habitables es claro.

La primera fase de NEOM está programada para completarse en 2025, y Abdul Latif Jameel está entusiasmado con las posibilidades que ofrecerá. De hecho, el príncipe heredero Mohammed bin Salman declaró: “Este proyecto no es un lugar para ningún inversor convencional… Este es un lugar para los soñadores que quieren hacer algo en el mundo[38]”.

A través de Abdul Latif Jameel Investments, su iniciativa dedicada a atraer nuevas finanzas del sector privado a la economía de Arabia Saudí, Abdul Latif Jameel está buscando activamente su ambición de convertirse en el socio de inversión más confiable en el país.

Omar Al-Madhi, director ejecutivo sénior de Abdul Latif Jameel Investments, dijo: “Abdul Latif Jameel Investments está comprometido a impulsar la inversión extranjera directa en la infraestructura de vida de Arabia Saudí. Al seleccionar cuidadosamente y defender las industrias clave que contribuyen a Arabia Saudí y a la región MENAT en términos económicos, sociales y de desarrollo, Abdul Latif Jameel Investments puede ayudar a impulsar el progreso durante los próximos 50 años.

 Nuestro interés en los sectores nacientes, donde las oportunidades tienen escalabilidad sostenible, nos convierte en el socio preferido de cualquier entidad importante que desee hacer negocios en esta parte del mundo”.

Al combinar la experiencia global y la experiencia local con su historial de éxitos en el transporte, la tierra y los bienes raíces, y los servicios de energía y medioambiente, Abdul Latif Jameel Investments tiene una posición única para ayudar a los inversores a capitalizar los emocionantes desarrollos en el país y a maximizar el potencial de las vibrantes ambiciones de la ciudad inteligente de Arabia Saudí.

Para obtener más información, visite www.alj.com.

[1] Data: Population, Total, The World Bank, accessed April 2018

[2] Orchestrating infrastructure for sustainable Smart Cities, IEC, 2014

[3] Orchestrating infrastructure for sustainable Smart Cities, IEC, 2014

[4] Mortality and burden of disease from ambient air pollution, World Health Organization, accessed April 2018

[5] Air pollution, World Health Organization, accessed April 2018

[6] Reshaping Economic Geography: World Development Report 2009, The World Bank, 2009

[7] Urban Economic Challenges and the New Urban Agenda, UN Habitat, accessed May 2018

[8] Vision 2030, Kingdom of Saudi Arabia

[9] Saudi Arabia: Transport and Logistics Opportunities, Saudi Arabia General Investment Authority, September 2016

[10] Saudi youth anxious to see progress on prince’s reform plan, Financial Times, 27 July 2017

[11] Do we really need smart cities? TechRadar, 20 March 2016

[12] Definitions and overviews, Smart Cities Council, accessed April 2018

[13] Smart Cities: Background paper, UK Department for Business Innovation and Skills, October 2013

[14] Smarter Cities: New cognitive approaches to long-standing challenges, IBM, accessed April 2018

[15] Definitions and overviews, Smart Cities Council, accessed April 2018            

[16] Pedestrian SCOOT system, TRL, accessed April 2018

[17] Smart Cities – What’s In It For Citizens? Juniper Research, 12 March 2018

[18] Smart Cities – What’s In It For Citizens? Juniper Research, 12 March 2018

[19] Top 7 disruptive technologies for cities, The World Bank, 12 April 2018

[20] Top 7 disruptive technologies for cities, The World Bank, 12 April 2018

[21] Creating Future Cities with Self-Driving Vehicles, Urban Redevelopment Authority of Singapore, 26 November 2017

[22] Gartner Says 8.4 Billion Connected “Things” Will Be in Use in 2017, Up 31 Percent From 2016, Gartner, 7 February 2017

[23] KSA’s Madinah to host 4-day international conference on ‘humanizing cities’, Arab News, 26 April 2018

[24] Saudi Arabia’s Neom: Oasis or Sand Castle? Bloomberg, 24 October 2017

[25] Saudi Arabia’s new city, Neom, a mecca for robots, The Washington Times, 24 October 2017

[26] Neom fact sheet, Discover Neom, accessed April 2018

[27] Saudi Arabia’s new super city: Fast facts, Fox Business, 24 October 2017

[28] Neom – The Destination for the Future, Discover Neom, 24 October 2017

[29] Neom: New Way, New Era, Discover Neom, accessed April 2018

[30] Neom fact sheet, Discover Neom, accessed April 2018

[31] Neom: New Way, New Era, Discover Neom, accessed April 2018

[32] Neom fact sheet, Discover Neom, accessed April 2018

[33] Neom fact sheet, Discover Neom, accessed April 2018

[34] “A smart city on steroids” – what will it be like to live in Saudi Arabia’s $500bn digital oasis, Neom? Verdict, 4 November 2017

[35] Smart cities, Royal Institution of Chartered Surveyors, 2 February 2017

[36] Our Mission, New Cities Foundation, accessed April 2018

[37] Neom: New Way, New Era, Discover Neom, accessed April 2018

[38] Saudi Arabia seeks new economy with $500 billion business zone with Jordan, Egypt, Reuters, 24 October 2017