Nos estamos quedando sin agua potable.

La agricultura, la industria, la urbanización y el crecimiento demográfico suponen una demanda creciente; mientras que el cambio climático está disminuyendo la oferta. Por cada grado Celsius de calentamiento global, el 7 % del mundo podría ver como se seca el 20 % de sus recursos hídricos renovables.[1] Si queremos combatir la escasez de agua, debemos consumir y desperdiciar menos, así como reutilizar y crear más.

De acuerdo con unas preocupantes palabras de McKinsey & Company, “el suministro de agua dulce ha disminuido constantemente, mientras que la demanda no ha dejado de crecer. En el siglo XX la población mundial se cuadruplicó, pero el uso del agua se multiplicó por seis.”[2]

Difícil de asimilar: la cruda realidad de la escasez de agua

  • 1 de cada 3 personas no tiene acceso a agua potable.[3]
  • Oriente Medio consume 203 mil millones de metros cúbicos de agua potable al año.[4]
  • Diecisiete países, que son el hogar de una cuarta parte de la población mundial, se enfrentan a niveles de estrés hídrico “extremadamente altos”.[5]
  • En muchas de las cuencas hídricas del mundo el suministro podría disminuir hasta en un 25 % para 2050.[6]
  • La escasez de agua podría costarles a algunas regiones hasta el 6 % del PIB, además de provocar migraciones masivas y conflictos.[7]

Del agua del mar al agua dulce

IDA logoLa desalinización es el proceso de extraer las sales del agua salada para crear agua dulce. Según la Asociación Internacional de Desalinización, más de 300 millones de personas dependen de la desalinización a nivel mundial.[8]

Los métodos más populares son la desalinización térmica y la ósmosis inversa. La desalinización térmica utiliza calor para vaporizar agua dulce a partir de agua del mar o de agua salobre.

La ósmosis inversa separa el agua dulce forzando el agua del mar o el agua salobre a través de una membrana a alta presión.

En todo el mundo hay más de 17 000 plantas de desalinización, que producen cada día 107 millones de metros cúbicos de agua desalinizada.[9]

Muchos países no podrían funcionar sin ellas. Oriente Medio concentra casi la mitad de la capacidad total, mientras que Asia, China, Estados Unidos y América del Sur están aumentando rápidamente su capacidad de desalinización.

Entonces, si tenemos la tecnología y disponemos de un suministro de agua prácticamente ilimitado… ¿Cuál es el problema?

Dos de los principales obstáculos son los costes y la sostenibilidad. La verdad es que la desalinización puede llegar a consumir mucha energía. En los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), aproximadamente el 50 % de la energía primaria se consume en plantas de cogeneración y desalinización.[10] La ósmosis inversa es más eficiente que la desalinización térmica, pero todo es relativo: de media, una planta de ósmosis inversa consume hasta 13 kilovatios hora por cada 4 metros cúbicos procesados.[11] ¿Quién paga esa energía? En cierto sentido, todos nosotros. Las emisiones globales de CO2 de las plantas de desalinización que funcionan con carbón podrían alcanzar los 218 millones de toneladas en 2020.[12] De trata de una solución cara y que acelera el cambio climático, por lo que está lejos de ser ideal, especialmente para los muchos países de renta baja y media afectados por una grave escasez de agua.

Afortunadamente, el mundo se está dando cuenta de este desafío.

“Emitir más dióxido de carbono para resolver un problema causado en gran parte por el cambio climático es claramente insostenible y contraproducente. Pese a los desafíos, creo firmemente que hay muchas razones para ser positivo. Los recientes avances en tecnología e I+D sugieren que están a punto de hacerse grandes avances en la desalinización renovable que podrían transformar los sistemas hídricos mundiales”, dice Fady Jameel, presidente adjunto y vicepresidente de Abdul Latif Jameel.

Water Desalination in numbers

Gran potencial para la desalinización renovable

Global Clean Water logoGlobal Clean Water Desalination Alliance se ha fijado el objetivo de que el 20 % de las nuevas plantas de desalinización funcionen con energías renovables entre 2020 y 2025.[13] Fundada por la Asociación Internacional de Desalinización, esta alianza incluye industrias de energía y desalinización, empresas de agua, gobiernos, instituciones financieras y académicas e I+D “con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de las plantas de desalinización existentes y ampliar el uso de tecnologías de desalinización limpias mediante acciones coordinadas.”[14]

A nivel mundial, la proporción actual de energía renovable utilizada en la desalinización es de alrededor del 1 %.[15] Los gobiernos pioneros pretenden aprovechar este potencial sin explotar. Arabia Saudí ha adelantado su objetivo de generar 9,5 GW de energía renovable, incluido en su programa Vision 2030, hasta 2023.

En Australia Occidental, todas las nuevas plantas de desalinización deben utilizar energía renovable. Muchos otros siguen su ejemplo, desde Europa hasta la India y China. Estas naciones pueden verse obligadas a reducir las emisiones en virtud del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Sin duda, están motivadas por la crisis humanitaria y económica de la escasez de agua.

¿Qué tipo de energía aprovecharán?

Las opciones renovables para la desalinización

En teoría, la desalinización puede estar impulsada por energía eólica, undimotriz, geotérmica o solar. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, como se describe a continuación.

Eólica

El viento es una fuente de energía renovable popular y establecida que puede generar electricidad para la desalinización por ósmosis inversa. La mayoría de los proyectos de desalinización a gran escala impulsados por energía renovable aprovechan el viento.[16] La desalinización con energía eólica es particularmente adecuada para las comunidades costeras e insulares, debido a la proximidad de la fuente de energía, la fuente de agua y la población.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), entre las plantas de desalinización eólicas destacan dos en las Islas Canarias: Gran Canaria (osmosis inversa eólica, agua del mar, 5-50 m3/día) y Fuerteventura (sistema híbrido eólico-diésel, agua del mar, 56 m3/día), así como el Centre for Renewable Energy Systems Technology del Reino Unido (osmosis inversa eólica, agua del mar, 12 m3/día).[17]

En Australia, Perth Seawater Desalination Plant, la primera planta de desalinización de agua del mar en el país, funciona con la electricidad generada por el parque eólico de 80 megavatios Emu Downs. Este parque eólico aporta 270 gigavatios-hora por año a la red, una cantidad que compensa de sobra los 180 gigavatios-hora por año que requiere la planta de desalinización.[18] Del mismo modo, Sydney Desalination Plant funciona íntegramente con un parque eólico, lo que también ha contribuido a aumentar el suministro de energía eólica en Nueva Gales del Sur en más de un 700 %.

Undimotriz

Los mares contienen una inmensa energía cinética. Al golpear la costa, una ola media, de 120 metros y 10 segundos, produce más de 26 MW por milla de costa.[19] La energía de las olas es difícil de aprovechar,[20] pero en Australia Occidental han llevado a cabo un piloto prometedor. De acuerdo con Water Technology, en 2014 Garden Island se convirtió en el primer “proyecto undimotriz a escala comercial capaz de demostrar tanto la producción de energía como de agua dulce a partir de las olas del océano”.[21] También está previsto poner en marcha un sistema de desalinización impulsado por las olas en Cabo Verde, frente a la costa occidental de África. Su desarrollador, Resolute Marine Energy, afirma que esta planta, bautizada como Wave20, producirá agua potable a un tercio del precio de los sistemas convencionales. Este sistema aprovecha la energía de las olas para presurizar el agua y bombearla a una planta de tratamiento en tierra, mientras que las olas mueven una serie de paletas hacia adelante y hacia atrás para generar la electricidad que se utiliza para filtrar el agua del mar.[22]

Geotérmica

La energía geotérmica puede generar electricidad y calor, lo que la hace adecuada tanto para la desalinización térmica como para la ósmosis inversa. Un proyecto en la isla de Milos, Grecia, que produce 1920 m3/día de agua dulce para la comunidad local a un coste muy bajo, demostró la viabilidad de la energía geotérmica para la desalinización.[23] Sin embargo, el proceso está significativamente limitado por la ubicación.

Solar

En general, se considera que la energía solar es la fuente de energía renovable con mayor potencial para la desalinización sostenible a largo plazo. Hay dos tipos principales de desalinización con energía solar: Energía Solar Concentrada (CSP) y Fotovoltaica (PV). La CSP genera calor directo y normalmente se utiliza para evaporar agua en la desalinización térmica. La PV utiliza paneles solares para generar la electricidad que alimenta las bombas de ósmosis inversa. Según el Banco Mundial, “la desalinización solar por ósmosis inversa impulsada por paneles PV es la principal opción en el segmento de la energía solar y debería ser donde se concentren las investigaciones futuras”.[24]

La energía solar es abundante en las regiones áridas y soleadas, que son a su vez las que más necesitan la desalinización. Estas zonas también suelen tener grandes áreas desérticas o silvestres que proporcionan el espacio necesario para construir nuevas plantas. Según Applied Water Science, “aproximadamente el 75 % de las plantas de desalinización térmica están instaladas en países árabes, y la mitad de ellas están activas en Arabia Saudí”.[25] La desalinización térmica impulsada por CSP no suele ser tan eficiente como la ósmosis inversa, pero es mejor para tratar el agua más salada que se encuentra en esas regiones, que puede contener hasta 45 o 50 gramos por litro (g/L). Estas altas concentraciones de sal podrían dañar la membrana que se utiliza en la ósmosis inversa.[26]

La mayoría de los proyectos de desalinización solar son de pequeña a mediana escala, aunque cada vez son más grandes. La mayor planta de desalinización impulsada con energía solar fotovoltaica está en Arabia Saudí: Al Khafji se puso en marcha en 2017 y produce 60 000 metros cúbicos de agua potable al día mediante ósmosis inversa.[27] Hay más en camino. La planta de Metito, actualmente en construcción en la Ciudad Económica Rey Abdalá (KAEC), se pondrá en marcha con capacidad para producir 30 000 metros cúbicos de agua potable por día, con posibilidad de ampliarla hasta a 60 000 metros cúbicos por día.[28]

Abdul Latif Jameel está desempeñando un papel cada vez más importante a la hora de abordar el desafío de la desalinización mediante la labor de Almar Water Solutions,

Almar Water Solutions, parte de Abdul Latif Jameel Energy, es un proveedor especializado de capacidades técnicas para el desarrollo de infraestructuras hidráulicas, incluido el diseño, la financiación y el desarrollo de las mismas. una empresa hermana de Fotowatio Renewable Ventures (FRV), especializada en energías renovables.

En enero de 2019, Almar Water Solutions se adjudicó el contrato en Arabia Saudí para desarrollar Al Shuqaiq 3 IWP, una de las plantas de desalinización de ósmosis inversa más grandes del mundo, cerca de la ciudad de Al Shuqaiq, a orillas del Mar Rojo. Cuando se finalice su construcción en 2021, suministrará 450 000 m3 de agua limpia cada día.

Ya se ha cumplido un año desde la puesta en marcha de esta premiada inversión de 600 millones de USD, cuyos aproximadamente 2300 trabajadores han registrado más de 3 millones de horas de trabajo seguras.

También han contratado a Almar Water Solutions para producir la primera planta de desalinización a gran escala de Kenia en Mombasa, la segunda ciudad más grande del país. Una vez esté operativa, está previsto que proporcione 100 000 m3 de agua potable a más de un millón de personas.

A veces es mejor hacer las cosas a la antigua usanza

Los alambiques solares son la tecnología de desalinización solar más antigua. Utilizan energía solar para evaporar el agua dulce, condensarla en el techo de un recinto y recogerla en la parte inferior. Los alambiques solares son baratos y emiten poco carbono, pero también ofrecen un rendimiento limitado. Son más adecuados para comunidades pequeñas, con bajos ingresos y sin conexión a la red. Las innovaciones recientes han incorporado membranas[29] y armazones organometálicos para filtrar la sal y otras impurezas.[30] Investigadores del ITM y China han desarrollado un “sistema de desalinización de energía solar completamente pasivo”, que “podría proporcionar más de 5 litros de agua potable fresca por hora por cada metro cuadrado de área de captación solar”.[31]

Algunos proyectos en esta área han sido financiados por el Laboratorio de Sistemas de Agua y Alimentos de Abdul Latif Jameel (J-WAFS) en el ITM, cofundado en 2014 por el ITM y Community Jameel.

¿Se pueden superar los problemas persistentes con soluciones sostenibles?

Además de los factores críticos que deben abordarse para que cualquier planta de desalinización sea factible, como la ubicación, la logística y la tecnología, las plantas de desalinización alimentadas con energía renovable se enfrentan a un desafío aún mayor: la cruda realidad de la economía. ¿Pueden ser las energías renovables una alternativa rentable a los combustibles fósiles?

Todo depende del suministro de agua, energía y dinero.

Agua barata y cara

Todos los proyectos de desalinización deben obtener agua de manera rentable y eliminar la salmuera de forma segura. En relación con su valor, transportar agua es muy caro debido a su densidad. Además, el agua de menor calidad requiere un tratamiento previo, lo que aumenta aún más los costes. La desalinización alimentada con combustibles fósiles se encuentra típicamente cerca de plantas energéticas fuera de la ciudad. Los nuevos proyectos con fuentes renovables pueden estar más cerca de los usuarios finales, lo que reduce los costes de distribución y el riesgo de que se derramen desechos.

También es clave reducir los residuos que se producen. Si la desalinización sigue aumentando al ritmo actual, para 2050 se crearán hasta 240 mil metros cúbicos de salmuera y otros desechos, que pueden ser perjudiciales para el medio marino. Las investigaciones indican que la integración de la “tecnología de ciclo adsorbente” (una bomba de calor de base química que utiliza sólidos porosos o “adsorbentes”), operada con calor industrial solar o de bajo grado, podría ahorrar un 99 % de energía y más del 150 % del rechazo químico que se genera en el mar. En los procesos térmicos, el enfoque híbrido mejoraría la eficiencia energética en un 39 % y reduciría más del 80 % del rechazo químico.[32]

Energía ilimitada y poco fiable

El mayor obstáculo para la desalinización con energía renovable es la intermitencia del suministro energético. Se están desarrollando varias estrategias para mitigar o superar este problema:

Conexión a la red

La ósmosis inversa requiere baterías para almacenar electricidad. La tecnología de las baterías mejora continuamente, pero sigue siendo cara, lo que significa que muchas plantas necesitan acceder a la red para complementar su energía. Cuando las plantas renovables generan más energía de la que utilizan, pueden venderla a la red. En una escala suficiente, esto podría incluso cubrir los costes de la desalinización. (Las plantas también pueden convertir el exceso de energía solar en agua dulce: cuando la demanda de electricidad es baja, las plantas simplemente pueden producir más agua dulce).

La conexión a la red proporciona tranquilidad a los países dispuestos a invertir en desalinización renovable. Por ejemplo, Arabia Saudí y Baréin dependen por completo de la desalinización para disponer de agua potable y no pueden permitirse correr riesgos que podrían interrumpir el suministro. Sin embargo, la desalinización con energía renovable no será verdaderamente renovable mientras siga dependiendo de una fuente de energía externa. Afortunadamente, existen dos enfoques que podrían reducir la dependencia de la red, o incluso eliminarla del todo.

Almacenamiento térmico

Los expertos consideran que la CSP es la tecnología solar más viable debido a su perfil energético plano. Las plantas de CSP son capaces de proporcionar energía con mayor consistencia que las plantas fotovoltaicas, que se ven más afectadas, por ejemplo, por las nubes pasajeras. En pocas palabras, si las plantas de CSP almacenan suficiente calor, pueden seguir funcionando cuando no hay sol, tal vez incluso durante la noche. Actualmente, la mayoría de los sistemas de almacenamiento térmico tienen una eficiencia entre el 8 % y el 16 %. Según el Banco Mundial, “en una década o dos, se espera que las mejoras técnicas aumenten la eficiencia hasta un 15-25 %”.[33]

Se está investigando mucho para desarrollar nuevas superficies de intercambio de calor basadas en materiales poliméricos para las plantas de destilación térmica. Tales desarrollos podrían reducir sustancialmente el impacto de los gastos de inversión en los costes finales del agua dulce.[34] El óxido de magnesio (MgO) se ha propuesto como sistema de almacenamiento de energía eficiente para conservar energía solar térmica durante el período de inactividad. El calor generado durante el día se libera por la noche mediante la adsorción exotérmica, que puede ayudar a impulsar el funcionamiento las 24 horas y reducir las emisiones de carbono.[35]

Plantas híbridas

Para aumentar la eficacia de una sola fuente de energía se pueden combinar diferentes técnicas de desalinización. La cogeneración de CSP redirige el calor residual de la turbina de vapor que suministra electricidad a la red y la utiliza para la destilación multiefecto (MED) a baja temperatura, un tipo de desalinización térmica. Sundrop Farms, por ejemplo, utiliza el abundante sol de Australia en CSP y MED para producir agua dulce y energía térmica para cultivar tomates, lo que demuestra la viabilidad de proyectos renovables híbridos a gran escala.[36]

La combinación de métodos de desalinización también ayuda a mitigar sus inconvenientes. Por ejemplo, en teoría las plantas de ósmosis inversa alimentadas con energía fotovoltaica son más eficientes que las plantas de CSP, pero solo si tienen agua de mejor calidad. Las plantas de CSP son más efectivas para tratar aguas muy salobres. Sin embargo, el calor para la desalinización térmica debe ubicarse en las instalaciones de la planta. La CSP no funciona tan bien en la costa, donde el sol es menos potente y el aire salado puede provocar corrosión. La solución: emparejar una planta de CSP interior con una de ósmosis inversa costera alimentada por PV. De esta manera es fácil transmitir electricidad generada por PV, mientras que la energía térmica de la CSP permanece en la planta.[37]

En Chile, FRV combina energía eólica, solar y de baterías para proporcionar energía renovable las 24 horas del día, los 7 días de la semana, independientemente del clima, la velocidad del viento o la luz del día.[38] Una fuente renovable híbrida como esta podría proporcionar energía “verde” ilimitada para la desalinización. El agua subterránea salobre de Texas es otra candidata ideal para la desalinización con plantas híbridas eólicas y solares. Este estado, donde las sequías son frecuentes, tiene mucho sol y produce la mayoría de la energía eólica de los EE. UU.[39] Además, es la región estadounidense donde este tipo de proyectos tienen un coste más bajo..

Innovación fluida

Otra forma de superar el desafío energético de la desalinización es hacer que el proceso en sí sea más eficiente.

La innovación continua desde la década de 1970 ha logrado que el consumo de energía de la ósmosis inversa sea 10 veces menos, y se espera que los costes disminuyan hasta en dos tercios durante las próximas dos décadas.[40] Hay varias formas de lograrlo. Mascara Renewable Water Plant en Abu Dabi, por ejemplo, utiliza un dispositivo de energía isobárica para recuperar energía de la salmuera a alta presión.

Muchos investigadores se centran en cómo proteger la membrana de ósmosis inversa de las sales y el material biológicamente activo, mejorando así la eficiencia y reduciendo los costes.[41] Xuanhe Zhao, profesor del Laboratorio de Sistemas de Agua y Alimentos de Abdul Latif Jameel (J-WAFS) en el ITM, ha publicado una investigación sobre una tecnología de limpieza de membranas basada en vibraciones con potencial de mejorar la eficiencia y la vida útil de la membrana y reducir los costes de la ósmosis inversa.[42] La planta de Mascara enjuaga automáticamente sus membranas antes de la puesta del sol para evitar la contaminación biológica y ajusta la producción de agua al suministro de energía durante todo el día.[43]

Otro proyecto en el que participan investigadores del J-WAFS es un sistema de desalinización pasivo con energía solar en China, que podría producir más de 5 litros de agua potable por hora a partir de un metro cuadrado de paneles solares. Este sistema de alta eficiencia utiliza el calor que se libera en cada etapa para alimentar la siguiente. De acuerdo con el ITM, “potencialmente, este tipo de sistemas podría utilizarse para proporcionar una fuente de agua eficiente y de bajo coste en zonas costeras áridas situadas fuera de la red”.[44]

La ósmosis directa es otra vía de investigación prometedora que podría desafiar la ósmosis inversa tradicional alimentada por energía fotovoltaica. Al igual que la ósmosis inversa, la ósmosis directa también emplea una membrana semipermeable, pero, en lugar de presión hidráulica, utiliza una solución de “extracción” que requiere mucha menos energía.[45]

¿Despilfarro de dinero o inversión para un futuro brillante?

Según un informe del Banco Mundial de 2019, en comparación con los combustibles fósiles, la energía eólica es la más económica, mientras que la solar suele ser dos veces más cara cuando se usa para este propósito.[46] Sin embargo, se espera que los costes de la desalinización térmica con energía solar disminuyan en un 40 % o más para 2025, y a más de la mitad para 2050, hasta alcanzar los 0,90 USD por metro cúbico.[47] La energía solar ya es la opción más barata en algunas áreas remotas, donde el acceso a la red eléctrica es prohibitivamente caro. La tarifa récord de 0,0175 USD/kilovatio-hora (kWh) del proyecto Sakaka en Arabia Saudí demuestra que la energía renovable puede competir económicamente con los combustibles fósiles.[48]

“Para mí está claro: el futuro de la desalinización será con las renovables. En la región de Oriente Medio es solo cuestión de tiempo. En menos de cinco años, la tecnología de baterías se habrá desarrollado aún más, lo que nos permitirá tener una planta de desalinización solar y fotovoltaica independiente. No tengo dudas al respecto”, dice Carlos Cosín, CEO de Almar Water Solutions, parte de Abdul Latif Jameel Energy.

En Egipto, la energía fotovoltaica podría superar al diésel

Un estudio de caso publicado en el International Journal of Economics & Management Sciences ilustra el potencial de la desalinización con energía solar. En él se muestra cómo una planta conceptual de ósmosis inversa con energía fotovoltaica podría producir agua a 1,213 USD/m3, en comparación con los costes variables de una central eléctrica diésel convencional, que oscilan entre 1,118 USD y 1,555 USD/m3 (en función de la variación del precio del combustible).[49]

Este estudio se centró en Egipto, donde Abdul Latif Jameel Energy anunció recientemente la adquisición de 58 plantas de desalinización. El “excelente aislamiento de energía solar de alta irradiancia anual con una media de 2500 kWh/m2” del país, lo convierte en un lugar idóneo para la desalinización con energía solar. En Egipto, la desalinización es extremadamente necesaria, puesto que el Nilo ya no es suficiente para satisfacer el creciente consumo de agua del país.[50]

Muchos desarrollos de energía renovable están respaldados por organizaciones que apoyan a las comunidades que no pueden pagarlos. GivePower, una organización sin ánimo de lucro, suministra sistemas de desalinización alimentados por energía solar a batería a comunidades empobrecidas de todo el mundo.[51] Una de esas plantas de desalinización en Kenia lleva dos años proporcionando hasta 75 000 litros de agua potable por día, suficiente para abastecer a unas 25 000 personas.[52] La ayuda siempre es bienvenida pero la caridad por sí solo no resolverá el desafío económico de la desalinización con energía renovable. Los gobiernos deben actuar.

La desalinización renovable exige nuevas regulaciones

Las leyes y los subsidios ayudaron a impulsar la revolución de las energías renovables a principios de la década de 2000, desarrollando cadenas de suministro y reduciendo los costes. Para el progreso de la desalinización con energía renovable hace falta más de lo mismo.

Según las Naciones Unidas, se necesitan más “mecanismos financieros innovadores” para “apoyar la sostenibilidad de los proyectos de desalinización”. Como dice el Banco Mundial: “El apoyo podría ser una combinación de reformas de la política energética, para eliminar barreras como los subsidios a los combustibles fósiles, de la creación de un entorno propicio para los acuerdos de compra de energía a largo plazo y las tarifas de alimentación, y de apoyo para las inversiones iniciales y la I+D relacionada con las energías renovables”.

Las sugerencias de la industria incluyen una prima por metro cúbico de agua producida, o una garantía de que el estado compraría cada metro cúbico de agua “limpia” que necesite la población.[53]

Se puede lograr un progreso sin diluir

La demanda de agua está aumentando, al igual que los efectos del cambio climático.

La desalinización con energía renovable es más que una oportunidad: es una necesidad. Por suerte, aunque los obstáculos sean considerables, no son insuperables. Con innovación, inversión y colaboración internacional, el mundo puede saciar su sed de agua dulce de manera sostenible.

 

[1] http://www.fao.org/zhc/detail-events/en/c/880881/

[2] https://www.mckinsey.com/business-functions/sustainability/our-insights/water-a-human-and-business-priority

[3] https://www.who.int/news-room/detail/18-06-2019-1-in-3-people-globally-do-not-have-access-to-safe-drinking-water-unicef-who

[4] https://www.environmentalleader.com/2016/05/will-clean-energy-desalination-be-a-game-changing-water-fix/

[5] https://www.wri.org/news/2019/07/release-updated-global-water-risk-atlas-reveals-top-water-stressed-countries-and-states

[6] https://www.mckinsey.com/business-functions/sustainability/our-insights/climate-risk-and-response-physical-hazards-and-socioeconomic-impacts

[7] https://www.worldbank.org/en/topic/water/publication/high-and-dry-climate-change-water-and-the-economy

[8] https://idadesal.org/

[9] https://idadesal.org/wp-content/uploads/2019/04/World-Bank-Report-2019.pdf

[10] https://www.intechopen.com/books/water-and-wastewater-treatment/desalination-with-renewable-energy-a-24-hours-operation-solution

[11] https://www.nationalgeographic.com/environment/2019/01/desalination-plants-produce-twice-as-much-waste-brine-as-thought/

[12] Desalinización energéticamente eficiente, Cumbre Mundial del Agua, 15-18 de enero de 2018

[13] https://idadesal.org/

[14] http://climateinitiativesplatform.org/index.php/Global_Clean_Water_Desalination_Alliance_(GCWDA)

[15] Desalinización de agua mediante energías renovables, IRENA

[16] http://documents1.worldbank.org/curated/en/476041552622967264/pdf/135312-WP-PUBLIC-14-3-2019-12-3-35-W.pdf

[17] https://www.irena.org/-/media/Files/IRENA/Agency/Publication/2012/IRENA-ETSAP-Tech-Brief-I12-Water-Desalination.pdf

[18] http://www.awa.asn.au/AWA_MBRR/Publications/Fact_Sheets/Desalination_Fact_Sheet.aspx

[19] https://www.oceanenergycouncil.com/ocean-energy/wave-energy/#:~:text=Kinetic%20energy%2C%20the%20energy%20of,horsepower%20per%20mile%20of%20coast.

[20] https://e360.yale.edu/features/why_wave_power_has_lagged_far_behind_as_energy_source

[21] https://www.water-technology.net/projects/ceto-wave-powered-desalination-pilot-plant-garden-island/

[22] https://www.aquatechtrade.com/news/desalination/desalination-wave-powered/#

[23] https://www.researchgate.net/publication/258926982_Geothermal_Research_in_Vounalia_Area_Milos_Island_Greece_for_Seawater_Desalination_and_Power_Production

[24] http://documents1.worldbank.org/curated/en/476041552622967264/pdf/135312-WP-PUBLIC-14-3-2019-12-3-35-W.pdf

[25] https://link.springer.com/article/10.1007/s13201-020-1168-5

[26] https://www.solarpaces.org/blueprint-solar-desalination/

[27] https://www.water-technology.net/projects/al-khafji-solar-saline-water-reverse-osmosis-solar-swro-desalination-plant/

[28] https://www.metito.com/news-detail/metito-signs-a-project-worth-220-million-saudi-riyals-to-establish-desalination-plant-and-solar-electricity-generation-in-king-abdullah-economic-city/

[29] https://www.water-technology.net/news/technology-seawater-drinking-water-30-minutes/

[30] https://www.renewableenergymagazine.com/emily-folk/solar-technology-could-increase-global-access-to-20200821

[31] https://techxplore.com/news/2020-02-simple-solar-powered-desalination.html

[32] https://www.intechopen.com/books/desalination-and-water-treatment/renewable-energy-driven-desalination-hybrids-for-sustainability

[33] http://documents1.worldbank.org/curated/en/476041552622967264/pdf/135312-WP-PUBLIC-14-3-2019-12-3-35-W.pdf

[34] https://www.solarpaces.org/blueprint-solar-desalination/

[35] https://www.intechopen.com/books/water-and-wastewater-treatment/desalination-with-renewable-energy-a-24-hours-operation-solution

[36] https://www.alfalaval.com/globalassets/documents/media/here-magazine/34/here_34_how_to_grow_tomatoes_in_the_desert_mep_desalination.pdf

[37] https://www.solarpaces.org/blueprint-solar-desalination/

[38] https://frv.com/en/frv-awarded-540-gwh-in-chile/

[39] https://www.earthmagazine.org/article/can-renewable-energy-and-desalination-tackle-two-problems-once

[40] https://idadesal.org/wp-content/uploads/2019/04/World-Bank-Report-2019.pdf

[41] Tratar un objetivo en movimiento: floraciones de algas nocivas

[42] https://www.alj.com/en/perspective/j-wafs-action-good-vibrations-reducing-cost-water-desalination/

[43] https://www.waterworld.com/international/desalination/article/16201273/desalination-renewables-a-long-engagement-without-the-wedding

[44] http://news.mit.edu/2020/passive-solar-powered-water-desalination-0207

[45]https:// www.environmentalleader.com/2016/05/will-clean-energy-desalination-be-a-game-changing-water-fix/

[46] http://documents1.worldbank.org/curated/en/476041552622967264/pdf/135312-WP-PUBLIC-14-3-2019-12-3-35-W.pdf

[47] http://documents1.worldbank.org/curated/en/476041552622967264/pdf/135312-WP-PUBLIC-14-3-2019-12-3-35-W.pdf

[48] https://www.waterworld.com/international/desalination/article/16201273/desalination-renewables-a-long-engagement-without-the-wedding

[49] http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0011916402010913

[50] https://www.nytimes.com/interactive/2020/02/09/world/africa/nile-river-dam.html

[51] https://givepower.org/projects-2/

[52] https://bigthink.com/technology-innovation/solar-power-desalination

[53] https://www.solarpaces.org/blueprint-solar-desalination/